gaSetUserId('".$userEmail."');"; ?>
Seleccionar página

Ajo y corazón, ¿que relación tiene?

por | Abr 18, 2013 | Cuidate por dentro, Sistema cardiovascular | 0 Comentarios

El ajo es un alimento habitual en la dieta mediterránea, aunque es más utilizado como saborizante que por sus propiedades nutricionales. Hoy por hoy, diversos estudios clínicos confirman sus beneficios para la salud. El ajo crudo presenta determinados compuestos que son los que le dan su olor característico. Uno de ellos, denominado aliína, se libera cuando se corta o machaca el ajo. Al cortarlo se libera también otra molécula (alinasa) que transforma a la anterior, convirtiéndola en alicina. La alicina es la responsable del desagradable olor del ajo, y de su acción irritante sobre el estómago.

El añejado, la diferencia
Hace más de 50 años el Dr. Schnell desarrolló un proceso natural, único y patentado, basado en el envejecimiento del ajo, en el que se consigue que los compuestos responsables de los efectos negativos del ajo se transformen en otros más estables, inoloros, totalmente seguros e incluso más beneficiosos para la salud. El añejado tiene una duración de veinte meses, durante los cuales los bulbos, previamente limpios y rebanados, se almacenan en unos tanques de acero inoxidable. Durante este tiempo se producen una serie de reacciones de biotransformación que incrementan la cantidad y la calidad de los compuestos terapéuticamente activos. Durante el añejado incrementan también sustancias únicas como la S-Alil-Mercaptocisteína (SAMC) o la S-Alilcisteína (SAC). Estas sustancias son las responsables de la gran mayoría de los efectos beneficiosos que ejerce el extracto de ajo añejado sobre la salud. El resultado final del añejado es un producto estable y seguro, en el que las propiedades terapéuticas se han multiplicado.

Efectos sobre el corazón y la circulación
La acción del extracto de ajo añejado sobre el sistema cardiovascular se produce por cinco propiedades básicas:
1. Su capacidad para disminuir los lípidos en sangre.
2. Inhibe la formación de la placa de ateroma.
3. Mejora la circulación en general.
4. Disminuye la presión arterial.
5. Puede reducir, hasta en un 25%, los niveles de homocisteína en sangre.
La homocisteína es un marcador que se utiliza para determinar el riesgo de padecer problemas cardiovasculares. Cuando está elevada, además de causar estrés oxidativo, aumenta considerablemente este riesgo. Por tanto, esta acción reductora sobre la homocisteína ayuda a prevenir problemas cardiovasculares. El extracto de ajo añejado resulta de gran ayuda como preventivo en niveles elevados de colesterol y triglicéridos e hipertensión. En pacientes infartados reduce el riesgo de padecer un nuevo infarto, y en aquellos casos en los que la circulación sanguínea en las extremidades se encuentre limitada.

En base a todos estos efectos del extracto de ajo añejado, podemos concluir que es una excelente opción para aquellas personas adultas que deseen mantener su corazón y sistema circulatorio buenas condiciones.

Puedes encontrar nuestra variedad de extractos de aceite de ajo aquí. Haz clic y beneficiate de sus cualidades. Desde Biopharmacia estamos para ofrecerte lo mejor.