gaSetUserId('".$userEmail."');"; ?>
Seleccionar página

Crema Anti-Envejecimiento

por | Oct 16, 2015 | Antioxidantes, Una piel sana | 0 Comentarios

CREMAS ANTIARRUGAS ANTIEDAD

PARA PIELES DE 30, 40, 50, 60 AÑOS

 

¿Qué es el envejecimiento?

Es un proceso inevitable, escrito en la memoria de cada célula de nuestro cuerpo, y que comienza desde el mismo momento en que nacemos.

Cada edad de este proceso tiene unas manifestaciones características:

A los 20 años → fragilidad en el contorno de ojos y primeras arrugas de expresión. Diariamente al gesticular (reír, llorar, hablar…) realizamos numerosas contracciones musculares. Si no se empieza a cuidar la piel a esta edad darán lugar a líneas de expresión que acabarán convirtiéndose en arrugas profundas.

A los 30 años → envejecimiento cronológico. Es un envejecimiento debido al paso de los años. Se manifiesta mediante la aparición de arrugas finas.

A los 40 años → las arrugas comienzan a aparecer más implantadas (empiezan en el contorno de labios) y la piel comienza a mostrarse más seca y fatigada.

A los 50 años → comienzan a aparecer los primeros signos de flacidez. Se acentúan las arrugas y se hacen visibles las primeras manchas seniles (en las manos y la cara).

A partir de los 50 → y sobretodo, en el caso de las mujeres y con la llegada de la menopausia, se acelera el proceso de envejecimiento: acentuándose la sequedad cutánea, las manchas seniles y la distensión corporal.

Tipos de envejecimiento facial

1.Envejecimiento cronológico o intrínseco

Comienza desde el momento en que nacemos.

Causado por factores genéticos, hormonales y por radicales libres.

Se caracteriza por una Piel más fina, seca, flácida y con arrugas.

2.Fotoenvejecimiento o envejecimiento extrínseco

Envejecimiento prematuro de la piel debido a una exposición indebida y excesiva al sol.

Algunos factores externos generan un exceso de radicales libres que nuestro organismo no es capaz de neutralizar en su totalidad y que acaban dañando las células de nuestro cuerpo de forma prematura ya que oxidan elementos vitales como el ADN, los lípidos de las membranas y las proteínas estructurales como el colágeno y la elastina.

El deterioro de estos elementos vitales (ADN, lípidos de las membranas celulares, proteínas estructurales…) se va a manifestar en la aparición de:

        · Intensa deshidratación cutánea.

        · Engrosamiento del estrato córneo.

        · Arrugas profundas y surcos marcados.

        · Pérdida de elasticidad de la piel.

        · Flacidez.

        · Tono amarillento, no uniforme.

        · Pigmentaciones irregulares.

        · Manchas oscuras.

        · Arañas vasculares.

Rayos ultravioleta

El Sol emite rayos ultravioleta (UVA, UVB, UVC) que atacan las células de la piel:

        · UVC: No penetran.

        · UVB: Quemaduras y enrojecimiento.

        · UVA: Serios daños. Envejecimiento y arrugas.

Los rayos UV son más dañinos cuando se reflejan en las siguientes superficies:

        · Hierba: (+10%).

        · Arena (+15/25%).

        · Agua (+20%).

        · Nieve (+85%).

Causas del envejecimiento facial

Predisposición genética, Factores hormonales, Sol, Tabaco y alcohol, Dietas desequilibradas, Vida sedentaria, Estrés y falta de sueño, Ciertos medicamentos, Contaminación.

Manifestaciones del envejecimiento

1.ARRUGAS
- Envejecimiento
- Expresión.

2.FLACIDEZ.

3.MANCHAS (melánicas).

4.FALTA LUMINOSIDAD.

5.DESHIDRATACIÓN.

 

Efectos del envejecimiento

Epidermis:

·Ralentización del proceso de renovación celular.

·Alteración de la función barrera de la piel.

·Aplanamiento y atrofia de la capa basal.

·Disminución de la adherencia de los corneocitos.

·Estrato córneo laminado.

·Neovascularización.

·Cambios en la pigmentación.

Dermis:

·Degradación del colágeno tipo I y II, disminución y alteración de las fibras de elastina (elastosis) y disminución de la cantidad de hialurónico.

·Disminución del riego sanguíneo.

 

Hábitos y soluciones para ralentizar el proceso de envejecimiento facial

– Realizar ejercicio físico.

– Evitar el tabaco y el alcohol.

– Cuando estemos expuestos al sol:

– Reducir al mínimo la exposición al sol desde las 12 hasta las 16 h. que es cuando es más peligroso.

– Usar sombrero, camisas de manga larga y pantalones largos, preferiblemente de trama apretada para una mayor protección.

– Aplicarse un protector solar antes de cada exposición, y volver a aplicarlo profusa y frecuentemente, por lo menos cada dos horas.

– Siempre hay que aplicar de nuevo el protector solar después de nadar o de sudar profusamente, ya que los productos difieren en su grado de resistencia al agua.

– No exponer al sol a los niños de pocos meses. A los seis meses hay que comenzar a usar protectores solares, y luego exponerlos al sol con moderación.

– Desde edades tempranas hay que enseñar a los niños a protegerse del sol. El daño por el sol se inicia con cada exposición y va acumulándose durante toda la vida.

– No dormir siempre apoyados del mismo lado.

– Comer equilibradamente (dieta mediterránea).

– Limpiartonificarhidratar y nutrir diariamente la piel.

Tratamiento sistémico

Mediante complementos alimenticios ricos en vitaminas, antioxidantes…

Cápsulas.

Comprimidos.

Tratamiento tópico

Aporte de distintos tipos de activos para tratar y prevenir.

Serums.

Lociones.

Geles.

Cremas.

Crema-geles.

 

Principios activos

-Retinol: Aumenta la producción natural del colágeno. Estimula el fibroblasto y la síntesis de fibronectina (estructura de la piel).

-Ácido glicólico: Epitelizante: Renovador celular. Antienvejecimiento: Estimula la síntesis de colágeno, elastina y GAG’s. Reduce las arrugas. Mejora la matriz dérmica.

-Resveratrol: Activa sirtuinas, enzimas que protegen la integridad del ADN de los daños que sufren nuestras células.

-Células madre vegetales: Regenerantes y epitelizantes. Rejuvenecimiento de la piel. Disminución de arrugas. Protegen la longevidad de las células madre de la piel y retrasan su senescencia.

-DMAE: Estimula la síntesis de colágeno y elastina. Aumenta la síntesis de acetilcolina y fosfatidicolina.

-Ácido mandélico: Antienvejecimiento: Estimula la síntesis de colágeno y GAG’s. Reduce las arrugas. Remodelación dérmica. Acción queratolítica.

-Ácido hialurónico: Retiene y absorbe agua, con lo que rellena las arrugas desde dentro. Mejora la elasticidad.

-Silicio orgánico: Reestructurante del tejido conjuntivo: Protector de la elastina, el colágeno y los proteoglicanos. Antiglicación: Evita la pérdida de elasticidad, rigidez del tejido y un envejecimiento cutáneo acelerado.

-Péptidos: Regeneran la matriz dérmica al estimular la síntesis de colágeno, elastina, fibronectina y GAGs. Mejoran la firmeza de la piel y disminuyen las arrugas.

-Secreción de caracol: Renueva, regenera y repara la piel. Rellena las arrugas.

-Vitaminas A + C + E + proteoglicanos: Antioxidante y despigmentante (inhibe la síntesis de tirosinasa).

-Ácido ferúlico: Antioxidante de origen vegetal derivado del fenol y fotoprotector

 

CREMAS ANTIAGE BIOPHARMACIA

CREMAS ANTIAGE NATURALES – BIOPHARMACIA